Bajada a la villa
Camino vecinal
(Del Castillo a la Villa: 45 minutos;
de la Villa al Castillo: 90 minutos)
Hasta hace pocos años este camino no estaba asfaltado, era una pista ancha de tierra y piedras. Esto hacia que salvo algún coche de un vecino, el único tránsito rodado estubiese compuesto por carros del país o tractores. Recorrerlo era, pues, una "bonita" y "bucólica" excursión.
Hoy, las cosas han cambiado un poco. El camino se ha asfaltado y se ha ramificado. Sin embargo, el tráfico no es mucho y, en cierto modo, continua siendo una buena ruta para acercarse caminando hasta el centro de la villa.
La bajada comienza en un camino estrecho que hay entre las casas que hay al lado del castillo y continúa casi inmediatamente al llegar ya a la carretera de O Castelo.
Va recorriendo pequeños grupos de casas y huertas, y dejando a ambos lados nuevas pistas que llevan a otros lugares.
En Goibe de Riba, cruzamos el Rego da Graña, sobre un pequeño puente de piedra y tomamos en el cruce la vía de la izquierda.
En menos de un kilómetro llegamos ya al enlace con la carretera que va a Nogueirosa. Es el lugar del Esteiro. Aquí debemos continuar a la izquierda subiendo un pequeño repecho tras cruzar el río Covés. Poco antes, al lado del puente y a la derecha de la carretera, se encuentra la Cantina que lleva su nombre, lugar ideal para un receso.
Tras esta pequeña subida, pasamos por debajo del puente de la autopista y ya enfilamos la Avenida de Ricardo Sanchez, entrando así en la villa.
Mapa